día 302

Hitler llegó a crear la Tiersprachschule para enseñar a los perros a hablar

y que pudieran ser adiestrados con fines militares. Por lo visto,

llegaron a conseguir que un gran danés dijera un sumiso: mein Führer.

Lo peor, es que aún en nuestros días hay gente que no abandona

ese objetivo (con otros fines que no entiendo cuáles pueden ser…)

y someten a sus mascotas a terribles y ridículos ejercicios vocales.

Véase al pobre Mishka en:

http://www.youtube.com/watch?v=qXo3NFqkaRM

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s